Business Monitoring

Microsoft cuenta con numerosas herramientas de monitorización de negocio como Reporting Services, Datazen o Power BI. Con ellas se pueden construir cuadros de mando e informes que faciliten de forma automática la información, en el momento oportuno y a los receptores elegidos.
 

Diseñamos la forma y contenido de los reportes, los procesos de carga, los sistemas de seguridad y el envío automatizado de la información a los destinatarios.

 

Desarrollamos cuadros de mando alojados en portales de alta seguridad, on premise o cloud, que permiten a la organización analizar indicadores y parámetros de negocio sin necesidad de perder tiempo realizando informes y evitando el riesgo de equivocaciones al realizar cálculos.

Herramientas de monitorización de negocio

¿Por qué contar con sistemas de monitorización de negocio?

Para la correcta gestión de cualquier actividad, es fundamental que los tomadores de decisiones definan correctamente los indicadores y periodos de análisis. A su vez, las métricas deben estar alineadas con las metas estratégicas de la compañía.


Ahorrar tiempo

Supongamos que una empresa revisa semanalmente sus indicadores clave. Estos cuadros de mando o informes pueden requerir un mantenimiento y cálculo manual, con el coste y riesgo que ello conlleva, o pueden estar calculados de forma automática con herramientas de BI.

Calidad del dato

En muchas ocasiones, las reuniones de KPIs se convierten en discusiones sobre si el dato es correcto o no. Bien porque el origen de datos no es el adecuado o porque hay un error en los cálculos. Esta situación genera desconfianza y sensación de descontrol. Con herramientas de BI, esto no volverá a ocurrir.

Claridad en la visualización

Cada director o área funcional de la empresa realiza y presenta sus propios indicadores. La inexistencia de una herramienta y criterios conjuntos de análisis y visualización hace más compleja la interpretación de los datos por parte de los equipos de trabajo.

Información relevante 

Si bien es cierto que en una organización cada departamento debe medir los parámetros relativos a su actividad, estos forman parte de un todo, están relacionados y deben perseguir el logro de un objetivo común. Es importante que todos y cada uno de los indicadores analizados por cada área funcional sean escalables a los objetivos estratégicos de la compañía.